viernes, febrero 17, 2017

La muerte de Stefan Zweig


La escena final de Vor der Morgenroete (Stefan Zweig: Farewell to Europe, 2016), dirigida por Maria Schrader, es una de las más memorables de los últimos años. En ella, el espacio en off se articula a través de un espejo móvil -una simple puerta de un armario-, que se convierte en un mecanismo para enfrentar dos espacios: el dormitorio donde se encuentran los cadaveres del escritor Stefan Zweig y su pareja, con el salón donde aparecen amigos y curiosos para ver a los muertos. Así, tenemos dos mundos enfrentados: el de los vivos -los que miran- y los muertos -los que son mirados.
Pero, quizá, el movimiento más genial de la escena se produce cuando precisamente ese espejo móvil hace una panorámica que nos permite vislumbrar durante un segundo los cadáveres para, a continuación, mostrarnos el luminoso mundo de los vivos, merodeadores que miran hacia el OFF, el verdadero espacio que representa la MUERTE. De este modo, off y muerte se ponen en relación, y la directora nos hace conscientes de las limitaciones que tiene el cine para poder filmar lo inefable. Schrader únicamente -o más púdicamente- nos ofrece un reflejo, un destello de ese horror histórico del que ya teníamos una imagen, una famosa foto de la pareja fallecida. La directora, lo que ha hecho, ha sido darle un nuevo tiempo a esa foto y mostrarnos su contraplano.




Daniel V. Villamediana

1 comentario:

Anónimo dijo...

hola, estaba interesado en el artículo Kubrick una historia verdadera, podrías colgar el artículo o si sabes donde conseguir revista. Te dejo mi email, kubricismo@yahoo.es
Este es enlace revista
https://www.amazon.es/Letras-Cine-Revista-Universidad-Valladolid/dp/B00TQRASQY/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1498305597&sr=8-1&keywords=letras+cine+valladolid

felicidades blog